El Valle de la Luna de Jujuy  tiene paisajes que dejan sin aliento y no precisamente por su altura. La belleza que se ve es verdaderamente abrumadora. El contraste de colores es imnotizante y genera todo tipo de sensaciones que a veces, a los turistas, les cuesta descubrir.

El Valle de la Luna de Jujuy es el lugar más imponente de la Quebrada. Sus formaciones y sus contrastantes colores son el coctel ideal para que el visitante se sienta atraído por la magia que sostiene a este lugar. Como dijimos más arriba, es una parada obligada que cada persona que viene a hacer turismo debe hacer. Nada quiere (ni debe) perderse esta magia dibujada en la tierra.

El Valle de la Luna está tallado por la erosión y el tiempo en roca volcánica. Esto generó un increíble paisaje que año a año es el escenario de cientos de miles de turistas que llegan de todas partes del mundo para ser testigos privilegiados de una de las obras de arte de la Madre naturaleza.

Este imponente lugar se ubica en Cusi Cusi  y se encuentra exactamente a  3.800 metros sobre el nivel del mar. Además de su excéntrica forma, cuenta con formaciones que a los turistas les resulta increíble. Incluso, hay algunas formaciones que alcanzan los 50 metros de altura, lo que se convierte en toda una aventura para aquellos que no le temen a nada y se arriesgan para una vista única del Valle.

Esto es Jujuy, una provincia que deja sin aliento a propios y visitantes. El Valle de la Luna es el paso obligado para todos aquellos que llegan a la provincia con hambre de conocimiento. Para aquellos que buscan que un lugar los abrace y los embeba de sabiduría y tradiciones.

Participa en la conversación

19 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *