Imagen ilustrativa

William Veitia llegó junto a su esposa Yenny Sánchez a Jujuy con la idea de ir hacia el sur del país a trabajar en la zona petrolera, ya que ambos tienen experiencia en la profesión, pero no lo lograron. William recuerda que fue la etapa más dura ya que pasaron cuatro meses separados de sus hijas pequeñas quienes todavía seguían en Venezuela.

Sin perder las esperanzas, el matrimonio decidió emprender en el 2018 con la venta ambulante de comidas típicas venezolanas como arepas, tequeños y hallacas, lo que en ese momento todavía no se conocía en la provincia. “Fue duro empezar caminando, ofreciendo las arepas porque acá no se conocían, incluso tuvimos que hacer arepas pequeñas para regalarlas, para que las personas las probaran”, detalló William.

Además de luchar con la desventaja de una gastronomía desconocida, fueron detenidos por inspectores municipales y como no querían ser ilegales en el país, William comenzó a hacer las gestiones en la municipalidad de la provincia y pudieron conseguir un espacio para vender durante la Fiesta Nacional de los Estudiantes, donde “Chévere” comenzó a posicionarse.

“La arepa para nosotros es un plato de todos los días en cada hogar, desde el más pobre hasta el que más tiene”, explicó William a la hora de decir cuál era su afán por mostrar y enseñar un pedacito de esa Venezuela tan lejana, pero añorada.

Actualmente “Chévere” se encuentra ubicado en una galería en la avenida Illia 809 del barrio Los Perales y está en pleno crecimiento. “El jujeño nos recibió con calidez desde el primer momento y nosotros lo agradecemos con nuestra gastronomía”, comentó William a la vez que agregó que ellos se siguen adaptando a nuestros gustos ya que “nunca había pensado en servir una arepa con papas fritas y hoy no sale una sin su porción de fritas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *